La mujer en la carpintería

“Todavía ahora, después de casi 10 años, cuando digo que trabajo con madera me miran y me dicen: Ah, ¿restauras muebles?  Mi respuesta es: "No, los hago yo, en mi taller, con mis máquinas, con madera maciza y desde cero." Creo que ni se les pasa por la cabeza que una mujer sea capaz de diseñar y fabricar un producto cuando hay maquinaria, herramientas y pesos pesados de por medio.”

- Christina Abbey Parris, diseñadora y fabricante de muebles en madera

 
DSC_0042.JPG
 
 

¿Existen trabajos para hombres y trabajos para mujeres? A lo largo de la historia hemos visto como profesoras o enfermeras eran profesiones femeninas y como arquitectos, científicos y la amplia mayoría de jefes, han sido y todavía están representados más por hombres que por mujeres. Pero, “¿porque tendría que pensar en mi género al elegir trabajo?”, se pregunta Hanne, carpintera de formación, en una de las entrevistas que le hicimos. 

Lamentablemente, hoy en día, sigue todavía predominando la mentalidad de que algunos trabajos son tradicionalmente de hombres y otros de mujeres. Aunque las cosas están transformándose poco a poco, son muchas las mujeres que están desterrando estos viejos mitos.

Tal y como dice Christina Abbey, diseñadora y fabricante de muebles en madera: En los trabajos físicos, todavía se acentúa más la idea preconcebida, tanto por mujeres como por hombres, del hombre capaz de todo, cuando no siempre es cierto: “Me gustaría creer que si una persona, sea mujer u hombre, es físicamente capaz de ejercer un trabajo, debería poder hacerlo. Etiquetar trabajos por sexo es algo primitivo que todos deberíamos cambiar cuanto antes.”

 
 
IMG_20170420_133119.jpg
mujer carpinteria
 
 

Hemos querido conocer los diferentes puntos de vista de mujeres del sector para adentrarnos en esta situación. Queríamos oír sus opiniones, cómo han vivido esta situación y si se han sentido discriminadas en alguna ocasión.

Aunque en gran parte no se sienten discriminadas ni se consideran víctimas de perjuicios, una situación en concreto nos llama la atención, donde coinciden la mayoría, al ir a comprar materiales en grandes almacenes o ferreterías: “…de repente, se me acercó un hombre mayor que ni siquiera era personal de la empresa, y me dijo: 'Niña, ¿ya sabes lo que buscas?'. Creo que la mirada que le di lo dijo todo.”  explica Christina.

Esta situación se agrava si van acompañadas de un hombre, la gente muchas veces asume que las mujeres son sus acompañantes, nada más. Sílvia Roldán, empresaria y juguetera, creadora de El taller aserrín aserrán piensa que se encuentran más cómodos hablando con hombres que con mujeres.

 
 

“A menudo, me encuentro justificándome, diciendo quién soy y a qué me dedico, […] creo que ya es hora de que se acostumbren a la presencia femenina dentro del sector.”

 
 

Joana Garganté, ebanista y diseñadora en madera y una de las pocas mujeres miembro con las que contamos en el taller le pasa algo muy similar: "A menudo me encuentro con situaciones muy incómodas con los proveedores de materiales. En general, la sensación es de que cuando te ven llegar la cara les cambia a cara de: “qué quieres tu, chica joven? qué haces aquí?”... eso ya hace que una se ponga tensa a la hora de preguntar o encargar el material.

El trato suele ser distante e incluso desagradable con comentarios o miradas que dan ganas de darse la vuelta e irse. Y a menudo, me encuentro justificándome, diciendo quien soy y a que me dedico, al momento que lo estoy haciendo, hay algo por dentro que me dice… ¿y por qué tengo que justificarme? Es una situación muy desagradable. Creo que ya es hora de que se acostumbren a la presencia femenina dentro del sector."

Joana_Banco (52 of 94).jpg

Situaciones como las que han vivido las entrevistadas han causado que opten por buscar alternativas para evitar esos escenarios, como Beatriz Zuazo, creadora de Entrevetas y ex-miembro de TMDC, que prefiere comprar por internet en vez de ir a la tienda física para evitar seguir sufriendo estos perjuicios. Esta realidad hace que muchas mujeres se sientan en la obligación de reivindicar su presencia en el trabajo.

Andrea Cortés, una de los primeros usuarios en TMDC que dejó el taller para fundar su propia escuela de talleres de madera, también nos cuenta que al principio le frustraba porque sentía que tenía que demostrar que sabía y que podía:

“Creo que no tiene sentido reivindicar estas cosas verbalmente porque creo que ya es suficiente con el hecho de que me dedico a ello cada día. Si alguien no lo entiende, es su problema.” 

 
 
20171006_Taller_Pedro_0083.jpg
 
 

En actividades como la artesanía, trabajos industriales o de construcción, la mujer representa apenas un 8% del total de trabajadores; claramente, es un sector duramente masculinizado y donde se produce una de las mayores brechas de inclusión entre hombres y mujeres. Pero, ¿qué piensan las mujeres sobre estas barreras? 

“No pienses en los obstáculos, porque siempre van a estar. La vida es así, blanca y negra, buena y mala; tenemos el poder de cambiar nuestro alrededor. La mayoría de las veces los limites están en nuestra cabeza. Si haces un buen trabajo, independientemente de tu sexo, nadie te puede decir nada.” dice Hanne.

En el taller hemos querido contar con la presencia femenina desde el principio, aunque apenas son 10 las mujeres miembros de TMDC, la cual apoyamos y motivamos para que siga creciendo la voz de la mujer en el sector. Joana Garganté, no siente que en el taller haya algún tipo de discriminación hacia la mujer, aunque si que reconoce que su presencia es mínima. Ella piensa que el primer paso muchas mujeres lo dan “En realidad, sí que asisten a los cursos de carpintería; pero luego no continúan”. Pero entonces, ¿cómo podemos desde nuestro taller ayudar a éste panorama social?

Después de analizar la situación y escuchar lo que sienten las mujeres de nuestro entorno sobre su situación en el sector ha resultado que representan un porcentaje muy bajo de presencia en carpintería pero igual de válidas que cualquier otro hombre. Creemos que en un futuro muy próximo la inclusión de la mujer en la carpintería será mas evidente y notable puesto a que poco a poco se están derruyendo los muros que formaban los perjuicios y los estereotipos.

 
Esther GallardoComment